Anécdotas e historia

Calles que son oficios

Numeroso empleos dan nombre al barrio

07/11/2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Calles que son oficios

Muchas de las calles del distrito de Ciutat Vella se deben a oficios, en ocasiones desaparecidos, que en la época foral tenían una importancia capital para la ciudad. Los oficios, como se sabe, se agrupaban en determinadas áreas de la vieja ciudad, muchas veces usando los caudales de las acequias. Los trabajos artesanos no siempre han dejado huella en los nombres de las calles. No hay recuerdo de todas las profesiones y gremios; pero en el callejero subsisten los suficientes como para que podamos hacer una pequeña lista o glosario, que ayuda a entender mejor la ciudad medieval.

ADRESSADORS. Trabajaban y preparaban, aderezaban, los terciopelos, ocupación principal de los muchos telares que había en la ciudad, especialmente en el barrio de Velluters.
ABAIXADORS. Son los tundidores, encargados de cortar por igual el pelo de los paños. Ballesters.- Esta calle recuerda a los talleres donde se construían las ballestas, y también la capilla gremial que tuvieron els ballesters, dedicados después a los arcabuces y las escopetas en general.
BLANQUERIES. Es la parte de la ciudad, en la orilla del río, donde els blanquers se dedicaban a curtir y aderezar las pieles usando el caudal de la importante acequia deRovella.
BOSSERIA. En esta importante calle, que comunica el Tossal con el Mercat. En ella se congregaron, históricamente, talleres y tiendas de pasamanería, guanteros y cordoneros, oficios que también hacían bolsas, de cuero o de piel.
BRODADORS. Los bordadores fueron un gremio de gran importancia, con numerosos talleres artesanos. Los bordados y adornos que hacían tenían como objeto, sobre todo, las sillas de montar.
CABILLERS. Es la calle de los peluqueros y de los que aderezaban pelucas y postizos de pelo.
CADIRERS. Se supone que está vinculado a viejos talleres de elaboración de sillas aunque la denominación más popular es la que tuvo un horno llamado dels Cadirers.
CAIXERS. Dentro de la carpintería, un gremio de gran importancia en Valencia, el oficio de caixers, los que fabricaban cajas., era muy relevante. Cajas, arcas, armarios, baúles para la ropa tenían aquí su origen.
CALDERERS. El oficio de los caldereros, los talleres de forja, se concentraban también en el entorno de un caudal de agua y a causa del mucho ruido que les era propio ordenó el rey que salieran fuera de la muralla musulmana, para evitar molestias. La zona donde se ubicaron es ahora algo más ruidosa: la plaza de Sant Jaume y el Tossal.
CARNISSERS. Había carnicerías en muchos lugares de la ciudad. E incluso había carnicerías de guardia para poder comprar carne para enfermos y parturientas. Pero la calle dedicada a ellos, que es donde se ubican las Escuelas Pías, se debió, seguramente, a la presencia de la casa gremial.
CEDACERS. Más que a los fabricantes de cedazos, los especialistas se inclinan a pensar que este nombre viene de los candidatos de la Ceda, facultad que tenía el rey para nombrar algunos magistrados de la ciudad.
CERRAJEROS. Este oficio, llamado en valenciano manyans, fabricaban y reparaban cerrojos de puertas, armarios y baúles.
CORDELLATS. El nombre de la calle, situada junto a la Lonja, lo relacionan los especialistas con los cordeles y su fabricación.
CORREDORS. En la calle estaban los Corredores de Cuello, subastadores de bienes en pública almoneda.
CORRETGERIA. Los correjeros, el oficio de hacer correas y demás guarniciones de cuero, sobre todo sillas de montar, tiene su sede en esta importante calle de la Valencia antigua.
ESPART. El esparto es una fibra que tenía extraordinaria importancia en tiempos forales para elaborar cordajes, alpargatas, serones para caballerías, capazos y otros muchos utensilios domésticos. En esta zona del Mercado se concentraban los artesanos y las tiendas.
ESTAMENYERIA VELLA.La estameña era un tejido de lana y como en otras ocasiones, en esta calle se concentraba el taller de mayor importancia para su fabricación.
FARINA. La calle de la Harina enfrenta al Almudín, que es donde se guardaba el grano de la ciudad. Sin duda había en esta calle no pocos almacenes de grano y harina y desde luego la Cofradía de los Molineros.
FLASSADERS. Es el oficio de los que hacían frazadas o mantas de lana, una ocupación que antiguamente tenía singular importancia en la ciudad.
FORNERS. Los horneros tenían un importante Gremio y su sede se encontraba en la calle que lleva ese nombre.
GALLINES. Los expertos dicen que esta calle de llamó de les Salines, porque allí se almacenaba y vendía la sal, pero la corrupción en el uso de la palabra derivó en Gallines.
HIERBA. Alude a la hierba, que por antonomasia es la alfalfa, destinada a la alimentación de algunos animales domésticos. Hubo una plaza que llevó este nombre y que estaba situada en las inmediaciones.
LLIBRERS. En esta pequeña calle donde se ubica ahora la Bolsa de Valencia hubo varias librerías que sin duda dieron nombre a la vía.
MANTES. La calle de las Mantas es obvio que tuvo tiendas especializadas en esa necesaria prenda doméstica.
PES DE LA FARINA. Pesar la harina era un servicio público fundamental en la ciudad medieval. Como es natural estaba en las inmediaciones del antiguo Almdín, almacén de grano de la ciudad.
PEIXCATERIA. La plaza de Lope de Vega actual, que fue la llamada de las Hierbas, se dedicó a la pescadería antes de que se construyera la Plaza Redonda, que en sus orígenes se llamó plaza del Cid. Uno de los callejones que lleva a la plaza Redonda conserva el nombre de Peixcateria.
RAMELLETS. Los ramilletes, las floristerías, se ubicaban en esta zona y en las inmediaciones del Mercado. Pero esta calle se llamó antes de Cotamallers -los que hacían cotas de mallay dels Sabaters del Mercat.
SABATERS. Los zapateros configuran un oficio de gran importancia, que tuvo numerosos talleres y tiendas y casa gremial, con san Crispín de patrón.
SABATERÍA DELS XIQUETS. La Zapatería de los Niños es una calle situada en las inmediaciones de Santa Catalina que describe con toda propiedad a qué se dedicaban sus artesanos.
SOGUERS. Cordeleros, fabricantes de sogas y maromas de todo tipo. Tenían un huerto en el barrio del Carmen, donde estaban instalados los especialistas que los fabricaban.
SOMBRERERÍA. Los artesanos de los sombreros estaban concentrados en esta calle y tenían un gremio constituido en el año 1506.
TAPINERIA. Los chapineros, que elaboraban zapatos artesanos configuraronunimportante oficio artesano con gremio antiguo que tuvo mucho peso en la historia de la ciudad.
TEIXIDORS. Los tejedores, como otros oficios, dieron nombre a la calle donde se agrupaban.
TENERIES. Los curtidores se reunieron en esta zona del barrio del Carmen donde sin duda aprovechaban de forma comunal un importante caudal de agua, procedente de acequia.
VELLA DE LA PALLA. Aquí se almacenaba y vendía, sin duda, paja para las caballerías. De ahí el nombre que todavía subsiste.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22