El Carmen busca sus orígenes

La parroquia de la Santísima Cruz inicia la restauración de la capilla de la Comunión

NOTICIA DE Lola Soriano11/06/2014
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Carmen busca sus orígenes

Equipo de restauradores de Pro Art, en la capilla de la Comunión de la iglesia del Carmen. :: Juanjo Monzó

La iglesia del Carmen está muy cerca del enclave cultural, pero lejos del itinerario de los turistas, algo que se ha propuesto cambiar el párroco de la Santísima Cruz. José Canet quiere convertir este templo del antiguo convento carmelita -con ábside y capillas absidiales atribuidas a Pere Compte por Arturo Zaragozá, académico de San Carlos y San Fernando- en un referente. Por eso, ha iniciando la restauración de la capilla de la Comunión.

Se trata de la primera capilla sacramental que se levantó en Valencia tras el concilio de Trento, en 1613, y se construyó con presupuestos del colegio e iglesia del Corpus Christi (el Patriarca) y a su imagen y semejanza. De hecho, cuenta con pechinas donde aparece la simbología de San Juan de Ribera y la azulejería es idéntica, con cerámica de punto de diamante, nudos salomónicos y motivos eucarísticos en las pilastras.

Aunque la restauración completa de la capilla podría rondar los 120.000 euros, ahora el párroco se ha decidido a impulsar una primera fase, con toda la fe depositada en que administraciones o mecenas redescubran este tesoro del barrio del Carmen. Ahora han solicitado ayudas a la Diputación de Valencia.

En la primera fase se está realizando un proceso de reintegración volumétrica y cromática, tal como explica el restaurador Andrés Ballesteros, de Pro Art, empresa que extrajo los suelos cerámicos del Colegio de la Seda y que ha trabajado en los pavimentos del Palacio Ducal de Gandia. «Fue la segunda cúpula que se construyó en la ciudad. En posteriores restauraciones se cegaron las ventanas del tambor. Por eso se van a abrir todas, para dar más luz».

Ahora se están eliminando los repintes en unos rosetones de madera de 1613, para sacar el oro fino y se está aplicando plata fina en los nervios y pechinas. También están restaurando y devolviendo el color original a los esgrafiados de los nervios y frisos. «Es curioso comprobar cómo a los esgrafiados de la cúpula le daban dos centímetros de grosor, para que se viera bien desde abajo», añade Ballesteros.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22