El mercado Central soportará el fuerte calor sin climatización hasta mediados del verano

Los vendedores reclaman más celeridad en las obras, adjudicadas ya por el ayuntamiento y a la espera de la maquinaria para su instalación

NOTICIA DE Paco Moreno13/06/2014
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El mercado Central soportará el fuerte calor sin climatización hasta mediados del verano

Plaza central del mercado, en una imagen reciente. :: Irene Marsilla

«Es incomprensible». El presidente de los vendedores del mercado Central, Quico Dasí, no encuentra otras palabras para expresar la preocupación de los comerciantes por el retraso en la climatización del edificio modernista, por donde pasan una media de 6.000 clientes diarios, con picos que llegan a las 16.000 personas los viernes y sábados.

El calor en el mercado Central no se resolverá hasta mediados de julio, según las últimas noticias que tienen los vendedores. El ayuntamiento adjudicó el pasado 6 de mayo la instalación de la maquinaria a la empresa Trenasa S.L. por un importe de 165.443 euros, aunque las obras todavía no han empezado.

«Lo último que sabemos es que está pendiente de llegar la máquina, lo que se prevé en julio. Después será cuestión de días, dicen los técnicos, pero el caso es que ya estaremos a mediados de mes», comentó el presidente del mercado, autogestionado por los vendedores.

De este modo, llegarán de nuevo escenas de ventiladores colocados en las paradas y ofrecimientos de abanicos a los clientes. El mercado se embarcó hace casi una década en una reforma integral para modernizar el inmueble y los puestos, lo que terminó en 2008.

Uno de los elementos estrella del proyecto era el atemperamiento del interior del inmueble. Por esa razón y tras mucho negociar con la Conselleria de Cultura, el sistema de climatización se colocó sobre las paradas, con dos máquinas en la planta del sótano.

La ubicación fue un error, según se constató después, dado que la maquinaria no tenía la aireación suficiente para funcionar en adecuadas condiciones. «Ahora sólo funciona una pero no la encendemos porque no vale la pena», indicó Dasí. El problema se agravó porque después de una reubicación no se notó ninguna mejoría. La emanación de aire caliente de un desagüe cercano perjudicó todo el sistema.

Valencia registró ayer una máxima de 32 grados centígrados, según la Agencia de Meteorología. El calor está llegando y las obras se retrasan. El pasado año se instalaron dos enormes ventiladores con aspas de siete metros de diámetro, para paliar el fuerte calor.

Con una capacidad para mover 640.000 metros cúbicos en una hora cada uno, se trata del aliado perfecto para las máquinas de climatización, aunque sin ellas se convierten en un problema. Esto se debe a que «mover el aire caliente perjudica el género de los puestos más cercano, que pueden perder algo de vistosidad y frescura».

Esto es especialmente peligroso para un mercado que tiene como vitola la oferta de los artículos de la mejor calidad. Por esa razón, el uso de los ventiladores se realiza con ciertas precauciones. Esta semana han estado funcionando por el calor, aunque lo idóneo es que fueran un elemento añadido a la refrigeración que llegue a las paradas.

El mercado Central es, además del principal centro comercial de Valencia en productos frescos, un imán para miles de turistas que pasan a diario. La afluencia es tal que la asociación de vendedores se vio obligada a poner un torno en los aseos públicos, por donde sólo puede pasarse a cambio de un vale por compras o una cantidad módica.

La rehabilitación acometida hace años dejó el edificio como nuevo. Cambiaron el pavimento, pintaron la estructura metálica del interior y limpiaron todas las vidrieras. Además, en la sección de pescadería se sustituyeron todos los puestos antiguos por otros de acero inoxidable, con más espacio para los productos.

El aparcamiento, tampoco

Dos son las espinas que tiene clavadas el mercado Central. La primera y más urgente es resolver la falta de climatización, aunque a largo plazo también preocupa a los vendedores la paralización del aparcamiento subterráneo de la plaza de Brujas.

La Conselleria de Infraestructuras ha entregado ya al ayuntamiento la propuesta de modificación del convenio para asumir el concurso y adjudicación del parking. Tras un estudio de demanda, la conclusión fue que convenía separar el actual estacionamiento de Parcent.

Dasí comentó que de este modo la empresa adjudicataria evitará el pago de cuatro millones de euros por el rescate de dicho parking, en caso claro de que resulte una empresa distinta. El principal inconveniente y motivo por el que quedó desierto el primer concurso fue la obligación a la adjudicataria de asumir algo más de 20 millones de euros, entre este rescate, la reurbanización de la plaza y el pago a la Generalitat de la parte del parking que ya está hecho. Con cinco plantas de sótano, debajo está la estación del Mercat, perteneciente a la línea 2 del metro y también inconclusa por falta de financiación.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22