La máquina para climatizar el mercado Central se retrasará a finales de julio

El ayuntamiento demora dos semanas más la llegada del sistema para atemperar el edificio y evitar el fuerte calor que sufren los clientes

NOTICIA DE P. Moreno/L. Soriano17/06/2014
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La máquina para climatizar el mercado Central se retrasará a finales de julio

Turistas y clientes en uno de los puestos del mercado, hace unos días. :: Jesús Signes

Malas noticias para el mercado Central. La colocación de la segunda máquina para atemperar el fuerte calor veraniego se retrasará al menos dos semanas más, con lo que su colocación se prevé para finales de julio o principios de agosto. Así lo indicó ayer el presidente de la asociación de vendedores, Francisco Dasí, quien lamentó la demora en una instalación tan necesaria.

Como publicó LAS PROVINCIAS el pasado viernes, los comerciantes alertaron de que el retraso iba a suponer un nuevo verano de incomodidades para los clientes. Por el mercado pasan una media de 6.000 personas al día y lo único que tienen son un par de ventiladores gigantes, que hacen poco más que mover el aire tibio los días de fuerte calor.

El ayuntamiento adjudicó la colocación del sistema de atemperamiento el pasado 26 de mayo, según la fecha de formalización de contrato. La inversión será de 165.000 euros y Dasí deseó que «el asunto no se demore tanto sólo por ahorrar con la oferta más barata, porque necesitamos pronto la máquina».

Las últimas noticias, de ayer mismo a última hora de la mañana, indicaban que hasta finales de julio, como pronto, no estará en marcha la nueva máquina. El aparato completará un sistema instalado en 2008 pero que nunca ha funcionado bien.

Por esta razón, el gobierno municipal se hará cargo de la sustitución de la maquinaria, aunque también está en pleitos con la anterior empresa instaladora, para reclamar una compensación económica. Dasí indicó que «nuestros clientes son fieles y por eso viene mucha gente, aunque queremos que estén mejor».

Los días de calor, con temperaturas que superan los 30 grados centígrados, el interior del mercado se caldea por la maquinaria de los puestos y la afluencia de miles de personas. Los viernes y sábados se superan los 15.000 visitantes, entre turistas y clientes.

De todos modos, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aseguró ayer que las obras se realizarán este verano y que las máquinas estarán listas y en funcionamiento en este periodo estival. Eso sí, quiso dejar claro que la nueva instalación «servirá para atemperar el mercado Central, pero que no se confundan, este recinto no está totalmente cerrado, como sí lo puede estar un despacho.

Tiene en la parte del techo unas toberas y, por lo tanto, entra calor del exterior». Insistió en que «se está cambiando el sistema porque se hizo mal en un principio» y que la modificación estará para este verano, pero remarcó que «el mercado Central nunca puede estar refrigerado porque no está cerrado, de modo que «lo que hay que hacer es atemperar, es decir, bajar la temperatura».

El presidente de los vendedores se mostró de acuerdo con esta apreciación, al señalar que «desde el principio hemos hablado de atemperamiento, aunque también es verdad que si algún día queremos hacer las cosas bien, entonces tendremos que hablar de las lamas de las vidrieras».

En su opinión, existen modelos técnicos que garantizan la apertura y cierre de las lamas a voluntad, para evitar la pérdida de aire frío, aunque resulta necesaria una financiación muy elevada.

La máquina ahora instalada no se pone en marcha porque «una sola no hace nada y además se estropearía». El consistorio cambió de ubicación toda la maquinaria, aunque sirvió de poco. El problema para algunos vendedores se remonta a hace seis años, cuando la Conselleria de Cultura rechazó el proyecto original para la refrigeración.

Las toberas se colocarían en los pilares y otras zonas de la estructuras metálica, lo que fue desestimado por los técnicos de Patrimonio Artístico, al considerar que se dañaba la imagen del edificio modernista protegido. A partir de los cambios, ya no funcionó como tocaba. «El mercado sigue siendo un excelente lugar de compra, aunque queremos que los clientes estén cómodos».

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22