Una reforma no tan rentable

Los vendedores de la plaza Redonda tendrán que pagar el mantenimiento de los puestos tras acabar la garantía de las obras

NOTICIA DE Victoria del Baño15/07/2014
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Una reforma no tan rentable

Plaza Redonda, tras la reforma realizada por el Ayuntamiento. :: Irene Marsilla

Este mes se cumple el segundo aniversario de la nueva plaza Redonda. Tras las reformas, el emplazamiento calificado como Bien de Relevancia Local celebra su segundo aniversario como instalación moderna. Aunque se esperaba que el proyecto sirviera para mejorar el turismo y produjera un aumento de las ventas, los comerciantes de los puestos aseguran que «hay más visitantes, pero no más clientes».

La histórica plaza se sometió a unos trabajos que no han estado alejados de la polémica. Dos años después, las voces concordantes y disonantes aún se pueden oír en cada parada de este rincón de Valencia.

Javier Zurriaga, ex presidente de la Asociación de Vendedores de la Plaza Redonda, afirma: «El resultado final de la reforma es mejorable en cuanto a la zona comercial. Se ha reducido el tamaño de muchos de los puestos de venta y, además, el proyecto se ha realizado sin tener en cuenta muchos pequeños detalles». Zurriaga detalla que esta semana acaba el plazo de garantía de las obras que realizó el Ayuntamiento. «A partir de ahora, tendremos que hacernos cargo de todo por nuestra cuenta», añade.

Muchos se preguntan si la cierta pérdida de esencia que acompañó a la costosa y cara reforma ha valido la pena. «Estamos igual que antes», asegura Chelo, una de las vendedoras de la plaza. «Mejorar la plaza era necesario, pero a lo mejor debería haberse hecho antes, y de otra manera». La comerciante critica el tejado de cristal que se ha incluido para proteger los puestos, ya que «actúa como efecto invernadero y el calor que produce es insoportable».

Emilio, camarero en uno de los pocos bares situados dentro de la mítica plaza, es tajante: «Se han cargado todo el encanto de la plaza». El trabajador afirma que los turistas que vuelven a Valencia tras muchos años critican la reforma y reniegan del cambio.

La plaza Redonda cumple dos años tras su actualización y muchos aún recuerdan con nostalgia su aspecto más tradicional. Otros, tan sólo se dedican a apreciar los pequeños detalles, aquellos como el decorado de las fachadas o el extracto de «Arroz y Tartana» de Blasco Ibáñez, situado alrededor de la fuente principal de este lugar histórico.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22