Los chiringuitos de la Malvarrosa incluirán plantas de dunas y placas solares

Los hosteleros ofrecen asumir todos los criterios de respeto al medio ambiente para negociar la renovación de las concesiones

NOTICIA DE PACO MORENO12/08/2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los chiringuitos de la Malvarrosa incluirán plantas de dunas y placas solares

Maqueta para los chiringuitos de la Malvarrosa. :: LP

Los hosteleros del paseo marítimo de la Malvarrosa propondrán al Ministerio de Medio Ambiente un diseño de chiringuito que incorpore entre otros elementos plantas dunares y placas solares. El encargo ya se ha realizado al arquitecto redactor del proyecto, Jorge Quesada, con el propósito de asumir los criterios de un decálogo sobre la sostenibilidad de estos establecimientos.

El portavoz de los 13 restaurantes, los populares chiringuitos que luchan desde hace años por ampliar la superficie de las terrazas, indicó ayer que el pasado lunes se reunieron con representantes de la Fundación Biodiversidad, vinculada al Ministerio, así como con responsables de la Dirección General de Costas y Ayuntamientos costeros como Oliva y Cullera.

En ese encuentro se habló del decálogo de buenas conductas y los premios «chiringuitos responsables» que se fallarán este año. Como publicó LAS PROVINCIAS, la idea de los hosteleros de la Malvarrosa es negociar desde septiembre la renovación de las concesiones.

A cambio de un contrato de 30 años y una ampliación de la superficie en 100 metros cuadrados, la propuesta es remodelar por completo los chiringuitos con unos locales diáfanos, donde predominará el color blanco y las cristaleras, además del aprovechamiento de la primera planta.

Desde que se pusieron en marcha en los años 90, Costas permite sólo que la planta superior sea utilizada como almacén. La alternativa de los hosteleros es utilizarlo como cocina y comedor. Las cubiertas que ofrecen sombra incorporarán placas solares, indicó el portavoz de los empresarios, Santiago Gómez.

Las bóvedas serán de un material liviano, por lo que podrán incorporar un nuevo modelo de placas. «Es como tela asfáltica, se pueden adaptar sin ningún problema y de esta manea contaremos con una fuente de energía natural», en el empeño del proyecto de asumir en todo lo posible el citado decálogo de la Fundación Biodiversidad.

Más interesante incluso es la iniciativa para adornar los 13 chiringuitos con una planta dunar desaparecida de la Malvarrosa cuando se construyó el paseo marítimo en los años 90. Se trata de la doca, que será colocada sobre el borde de los forjados para que cuelguen desde la primera planta. «No ocupará espacio de la parte de arriba, sino que estará justo a ras».

Quesada ya ha realizado varios bocetos, con el propósito de que la Administración pueda plantear modificaciones. En todo caso, el portavoz de los hosteleros aseguró que está ya «muy perfilado» el diseño de los chiringuitos, por lo que piensa que habrá que hacer escasos cambios hasta final de año.

Las primeras propuestas planteaban unas fachadas superiores y laterales con láminas de madera, lo que finalmente se ha desestimado. En su lugar se ha optado por colores blancos, más mediterráneos y que encajen mejor en el paseo marítimo de la Malvarrosa.

Tras conocer la iniciativa de los empresarios, tanto la Conselleria de Gobernación como la concejalía de Playas se mostraron favorables a la reforma integral de los restaurantes, que algunos consideran de un diseño desafortunado.

Lo que sí es una condición para acometer las obras es que se amplíe la concesión al plazo mencionado. En caso contrario, sería imposible rentabilizar la inversión. La esperanza de los hosteleros era que este verano hubieran podido ampliar las terrazas con cien metros cuadrados más, lo que al final no se ha conseguido todavía.

Los chiringuitos de la Malvarrosa fueron los damnificados cuando la Demarcación de Costas decidió eliminar todas las excepciones de la normativa y tuvieron que desmontar parte del comedor de los establecimientos. Esto originó un movimiento popular a favor de los restaurantes de la costa, que se extendió a la playa de Pinedo y otros municipios, como el caso de Sagunto, que también negoció el mantenimiento de los negocios.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22