De Cabo y las ratas de Nazaret

Vecinos de Guitarrista Tárrega acusan a la familia del empresario de la presencia de grandes roedores en su planta baja / Sólo una tía del detenido, que sostiene que es inocente, sale en su defensa en el barrio

NOTICIA DE DANIEL VALERO29/12/2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
De Cabo y las ratas de Nazaret

Planta baja de la familia De Cabo en Nazaret. :: D.V.

Nazaret, junto a Patraix, es el barrio valenciano donde más impactó la noticia de que a un empresario de la ciudad le pedían 50 millones de euros de fianza para salir provisionalmente de la cárcel, la cifra más alta reclamada en España. "¡Pero si es Ángel de Cabo, el hijo del fontanero de abajo!", exclamaron muchos en el número 15 de la calle Guitarrista Tárrega al escuchar la noticia. La planta baja de esta finca, que quedó en manos de la familia tras la muerte del progenitor -según los residentes- "lleva años sin limpiarse y ha infectado de ratas todo el edificio", según denuncian. En el barrio sólo una tía del imputado sale en su defensa.

"No pagaron los gastos de escalera en todos los años que pasaron aquí y la planta baja está abandonada y llena de ratas enormes", sostiene un vecino que prefiere no desvelar su identidad. "Por más que llamamos a su hermana no vienen a limpiarla. Siempre dicen que van a venir pero nunca se pasan, y ya no sabemos que hacer", apunta Encarna, otra vecina. "Hará como 20 años que no se limpia ahí enfrente, las ratas de aquí son de De Cabo", aseguran en un comercio cercano. "Es una vergüenza, porque si algo está claro es que dinero para limpiar sí que tenían", sentencia otra residente.

Aunque probablemente el asunto de las ratas y su imagen en el barrio sea lo que menos le preocupe ahora mismo -lo acusan ayudar al expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán a ocultar bienes y evadir capitales de cara al concurso de acreedores que éste declaró en Viajes Marsans- lo cierto es que el sentimiento general del vecindario hacia Ángel de Cabo es de desdén.

Pero aún quedan personas en Nazaret que defienden al empresario aprisionado. Una de ellas es su tía, cuya identidad ruega que se mantenga en el anonimato. "Todo el mundo se anima a decir barbaridades sin saber nada cuando pasan estas cosas. Parece que ganar dinero sea algo malo. Todo lo que se habla en el barrio y en los medios es mentira. Ángel y su familia siempre han sido gente muy trabajadora que ha logrado sus éxitos con esfuerzo", sostiene.

"Pretenden cargarle el muerto"

Ratas aparte, la tía de De Cabo sigue con la defensa de su sobrino en todos los ámbitos. "50 millones de fianza... menuda barbaridad para alguien que no ha hecho absolutamente nada. ¡No le pondrán eso al yerno del Rey no!", ironiza. La familiar del imputado opina que se trata de "un apaño del Gobierno" con el que pretenden "cargarle a él el muerto". "¡Si él todo lo que tiene lo tiene desde hace muchísimos años, muchísimo antes de comprar Marsans! ¿Tú te crees que mi sobrino tenía necesidad de meterse en este asunto?", razona.

"Por ejemplo -prosigue la tía- tanto que se habla de que vive en la lujosa urbanización de El Bosque... ¡pero si allí vive desde hace muchos años! O que le encuentren 1.000 euros en la mesita de noche... ¿Eso es raro en un empresario que ganaba tanto dinero honradamente?". "De lo que no se habla está en la cárcel con problemas cardíacos porque tiene tres válvulas en el corazón o de que su mujer no lleva a su hijo de 4 años al colegio por la presión que sufre en la ciudad", critica. "Él es una excelente persona y es inocente, todo se aclarará", añade.

El fiel apoyo de su tía, sin embargo, poco puede hacer contra los ataques de los vecinos que lo conocían, ofendidos por su ostentación de riqueza. "Un primo hermano de De Cabo le contó a mi hijo que le pagaba 3.000 euros al mes por llevar en coche de compras a su mujer. Imagínate cómo vivían", relata un vecino de la finca. "Esta historia se cuenta mucho por el barrio", añade Encarna. "Lo que yo recuerdo es que venían siempre con coches espectaculares a la fontanería", apuntan en el comercio cercano. "Hasta el padre iba en porche", concreta otro residente.

"Todo es palabrería", responde su tía, que llega a decir que ni siguiera los exóticos trofeos de caza hallados en su propiedad eran suyos. "Son de todos los que iban a cazar a la finca, porque él ni tenía licencia de armas ni cazaba", argumenta. "Además, de Ángel nadie puede decir nada porque no vivía en el barrio y apenas lo pisaba", sentencia, pese a que varios vecinos sostienen que el imputado De Cabo sí llegó a trabajar en la fontanería de su padre.

"Él trabajaba en la fontanería, yo me acuerdo bien. Mi hijo llegó a trabajar con ellos y se portaron fatal con él. De hecho aún le deben 100.000 pesetas de aquella etapa", cuenta. "Ya hablará la justicia pero yo me lo creo todo de ese señor, tal y como se comportaban en esta finca", concluye.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Tiempo en Valencia

29-22

Claros

Thursday. 09:

29-22